De Barbaño y de Nazaret

Hoy ha vuelto a amanecer. Mañanitas con su aurora que aunque doradas mucho frío vienen a traer. ¿Dónde andará José? ¡Ah, sí, a por leña otra vez! Porque aunque bonita viene la mañana este pueblo, frío, muy frío es. Rondará en el huerto buscando ramajes con los que un divino fuego hacer, para que así cuando me vengan mis hijos de Montijo a ver, calor tendré para ofrecer: ¡Bendito José!

Hoy me siento distinta, vestida diferente otra vez. Estos de la Hermandad a quererme ver bien. Traje de galas que no quiero, pues de mi persona solo sale sencillez. Pero hay «amores que matan» y para ellos así tiene que ser, pues dicen que días de gloria para el camino viejo de Barbaño vienen a dejarse caer.

Es cierto que ya llegan esos días en que la gente que a diario a postrarse vienen a mi ermita, ahora expresan deseos diferentes, otros cosas traen para ofrecer. Hace frío esta mañana, frío de pueblo que entiende de estas cosas del querer: unos hablan de riñas, otros de dejadez; aquél me pide algo: «que a mi Hijo venga a ver y le cuente que todos los días, este mundo parece una pesadez.» Yo les hablo de paciencia, del sentimiento y de esas cosas precisamente del querer. Los animo y les comentó que lo creado por Dios, solo puede ser esbeltez.

Otros arrodillados lloran, corazones de humanos devotos que por tristezas me vienen a ver y que me dicen claramente que no prefieren el hoy, que anhelan el ayer. Siento en ellos su soledad y su abandono y a mí me vienen una y otra vez: «díselo Virgen Santísima de Barbaño, que Él a ti te ha de creer.»

Soy una simple doncella, mujer que aún llevando en mis adentros a Montijo y Barbaño, de Nazaret yo tengo que ser. Y yo les digo: «¿Cómo no os va a creer, si es, el que sin pedírselo y por amor, en una cruz colgada se dejó por vosotros todo su humano ser?»

Hoy me siento diferente, de verde la Hermandad me ha vestido bien. Un verde que es esperanza, mecido por azul del mar, esperanza de un color del que yo, querido devoto, te voy a tejer: al que pide, al que viene a ver, al que de lejos pasa pero que sin entrar, de reojo me mira bien. A todos, de ese color quiero teñir incluso a ti, que leyendo todo esto te lo vas creer.

Hace frío en esta mañana y los de la hermandad estuvieron aquí ayer. Les escuchaba hablarse y por sus nombres creí reconocer: ahí está Adela, Eli, Cati e Inés Jerez; también María Fernanda, inquieta y, Antonia que no me deja de querer. Y escucho en el sonido de un tintineo a Antolín también, pues de todo hay que ocuparse y…de eso también. Que él sabe emplearlo y son siempre en cosas de bien. También esta un tal Dani, del que Alejandro quiere aprender. Es éste, el que convierte un espino en rosas con olor a miel.

No. No me dejo de todos ellos nombres ninguno de mención ante este sentimiento del ser, aunque te estés diciendo: ¿pues no sé por qué? Antes apenas venía y si lo hacía, tranquilamente me decía «muy mariano y de Barbaño advocado no creo yo ser.» Yo le contestaba al oído: «cuídate de chantajes con Él, cuando menos te lo esperes te viene desde tus adentros a ver y lo que te pide, es justo lo que tú ahora no ves. Te lo digo yo, que lo conozco bien.»

Hoy me cuenta, anda fijaté, el que de mí nada quería saber, que con Angelita casi todos las días quiere venir a aprender y en inseparable amigo se ha convertido de mí, él. Como digo me cuenta, que de mi Hijo ha aprendido bien, que para llegar al de arriba, de primero al último tiene que ser.

Hace frío esta mañana, pero ya vuelve José, para hacer ese lindo fuego donde ahora, cuando Él va a nacer, yo pueda quemar todos vuestros lamentos, pues para eso el viene como Verbo a estar, entre montijanos y barbañeros que caminan en un correr, para que ese fuego de amores, a estos lindos pueblos ilumine de una vez.

Hacer frío esta mañana, en este bello pueblo que Barbaño es, quien por cierto también empieza por «b», y con dos basta para que yo, aún siendo de Nazaret, desde él en Montijo siempre reinaré.

María de Barbaño, la mujer de Nazaret

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s