Y María dijo sí…»Encontrarla en nuestro camino de la vida»

Sta. María de Barbaño. Patrona de Montijo. Foto Hermandad.

Durante estos días tan especiales en los que la Iglesia no prepara para la llegada de Cristo, se nos propone y se nos anima entre otras más cosas, la sosegada lectura de las Sagradas Escritura y en especial de los evangelios, donde la figura de Santa María Madre De Dios (la Theotokos), aparece, se alza y se nos presenta bella, hermosa y especialmente llena de sencillez.

Esos son los ojos, que como montijano utilizamos para mirar a la Patrona: ojos de ternura de hijos necesitados del amparo y la protección maternal. Pronto, muy pronto, llega una de las solemnidades marianas más veneradas en España, la Inmaculada Concepción, que aunque no fue hasta el siglo XIX en el año 1854, con el Papa Pío IX y la bula Ineffabilis deus, cuando de manera oficial la Iglesia proclama que María fue concebida sin (IN-), mancha (-MÁCULA) sin embargo ya desde el siglos XVII, por ejemplo ciudades com Mérida y localidades como Puebla de la Calzada sus respectivos Concejos ya hacían el voto a la Inmaculada Concepción.

Los montijanos también movidos por el espíritu mariano de la imagen de Barbaño, teníamos una imagen del siglo XVIII de la Inmaculada que veneramos en el templo parroquial De San Pedro Apóstol. Es esta solemnidad la que podríamos decir, nos abre la puerta a la Natividad del Señor pues corriendo por el Adviento, llegamos a encontrarnos por el camino con María de Barbaño.

María de Barbaño. Foto Hermandad.

La dulce mirada de esta imagen que te acoge con el Niño Dios abriendo sus brazos, es un abrazo de Dios a todos nosotros a través de Santa María de Barbaño. Un abrazo que no se ha perdido en el tiempo pues sabes que haciéndonos como pueblo en aquellos siglos de la Edad Media, ella ya nos aparece en este camino montijano del que hablamos.

¡Qué grandeza la de una historia local donde la Virgen de Barbaño es la gran compañera y protagonista! ¿Cómo no vamos a saber celebrar los montijanos la Natividad del Señor si tenemos a su madre susurrando desde el santuario a cada montijano que va verla el cariño y la acogida que nos tiene?

La Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora de Barbaño es veladora en el paso del tiempo de todo lo anterior: puente entre Montijo y María de Barbaño para que cada uno, de manera libre y esperanzadora, se siente junta ella en la ermita, ante la imagen que tiene en su hogar, la lleve con él en su bolsillo, colgada del cuello o el interior profundo del corazón.

Queremos que esta Navidad, en estos tiempos tan complejos y difíciles, donde vamos a todos lo sitios con prisa, podemos detenernos un momento porque hemos «tropezado con ella, la Madre, María de Barbaño, en nuestro complejo caminar diario.

Al lado de Santa María, Patrona de Montijo solo hay deseos de paz, momentos de ternura y peticiones de esperanza: estamos en este tiempo precisamente que lo que hacemos es esperarlo porque un día tú Madre de Barbaño, dijiste sí: gracias Santa María de Barbaño.

¡Viva la Virgen de Barbaño, Patrona de Montijo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s